No se puede vivir esperando una llamada

en
0 Flares Filament.io 0 Flares ×

Eso escuche ayer en un avance de un nuevo programa de charlas. Qué verdad. Cuántas veces vivimos esperando una llamada en vez de verdaderamente vivir. Y no me refiero solamente a la gente que vive pegada al teléfono por un tema afectivo. Sino a cualquier tema. Siempre esperando, sin hacer.

Si lo piensas un poco, muchos esperamos que suene el teléfono como si esa llamada hiciera que vivamos. Lo que no nos damos cuenta, es que el vivir no lo da una llamada de teléfono de otra persona. Porque detrás de esa llamada hay otra persona, evidentemente. Una persona que sea por lo que sea le estamos pidiendo permiso para vivir.

En realidad esperar que llame el teléfono, es pedirle permiso para vivir en esa llamada, a esa persona. Pero nos olvidamos, que nosotros somos los que debemos vivir y si recibimos una llamada ansiada  con buenas noticias, nos alegrará ese camino de vida que vamos teniendo. Si la recibimos sin esperarla, además, nos sorprenderá gratamente, y sea cual sea el motivo, nos robará una sonrisa y pensamos “wow, que bien, me ha llamado”.

Pero habiendo recorrido el camino hasta aquí, me doy cuenta, cuanto tiempo perdido, esperando ya sea esa llamada, que los otros digan algo, que los demás se decidan, etc, etc. Siempre esperando. Y la vida sigue, y nos vamos poniendo viejos como decía la canción.

No será más sensato, no esperar tanto a nada ni nadie, e ir a por ello? esos se llama emprender. Pero no solo con el trabajo o los negocios, sino con la vida. Emprender en la vida, en lograr lo que queremos lograr, lo que soñamos.

Basta de esperar. El cementerio está lleno de gente que esperaba a que les resuelvan la vida. Y la vida, no te la va a resolver una llamada, la vas a resolver tú solito con tu vivir.

imagen via@citizendev.tumblr.com
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- Pin It Share 0 Filament.io 0 Flares ×

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. sandra dice:

    Es cierto! Cuanto tiempo perdido para que llegue la llamada, y en el interín no hacemos nada. Deberíamos saber que el tiempo corre y que, al menos mientras esperamos el llamado, podemos tomar la agujas y adelantar el tejido…

    1. Lucre dice:

      pues si amiga, vivimos esperando esa llamada que no llega nunca en todos los ámbitos de la vida. Y tejer es una buena opción de la esperar, si señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *